Plantas endémicas

Cuando se indica que una especie es endémica de cierta región, significa que sólo es posible encontrarla de forma natural en ese lugar.

Los abundantísimos roquedos del Parque, son todo un mundo para la vegetación. En ellos crece una enorme variedad de especies que, a pesar de su apariencia siempre humilde, son auténticas campeonas de la flora, por las dificilísimas condiciones en que son capaces de vivir. Ello da lugar a numerosas especies raras, escasas y endémicas, fruto de su aislamiento, su difícil accesibilidad para el ganado y su adaptación a condiciones locales muy concretas.

Especies únicas:

violeta de cazorla
Violeta de Cazorla: habita sobre algunas rocas y se ha convertido en un verdadero icono del Parque, catalogada científicamente como La Viola Cazorlensis. Es una flor sencilla, humilde,  muy pequeña, tanto es así que no supera el tamaño de la uña del dedo pulgar, pero de una belleza y un colorido indescriptible. Tiene, entre sus rasgos morfológicos, y que la diferencian del resto de las violetas, un pedúnculo en la parte de atrás, semejante a un espolón, que llega a alcanzar 3,5 centímetros de longitud, en el que se produce el néctar que los insectos liberan para llevar a cabo la polinización. Otra característica de esta flor es que, de sus cinco pétalos, solamente el de la parte inferior tiene una pequeña mella. Como si de una mordida se tratara.

 

 

El narciso de Cazorla, que crece cerca de algunos arroyos, es el narciso silvestre de mayor tamaño de la península ibérica. La diferencia con otros tipos de narcisos radica fundamentalmente en su mayor altura (hasta 1 m) y en que la corona presenta el bordeapenas revuelto.

NARCISO

 

Grasilla de Cazorla: se trata de una planta insectívora, en cuyas hojas viscosas quedan adheridos pequeños insectos cuyos nutrientes son absorbidos por la planta de forma externa. Es endémica del Parque Natural, donde se conocen 70 núcleos de los que unos 25 están en la Sierra de Segura. Al encontrarse sobre las rocas es menos vulnerable a la herbivoría que otras plantas endémicas, muy amenazadas por la acción del ganado doméstico. Sin embargo, la degradación de sus hábitats, la recolección y la aridez progresiva del clima son los problemas más graves que afronta esta especie, dado que necesita de paredes que rezuman agua. Está clasificada en la categoría de “Vulnerable” en el Libro Rojo de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía, Las flores blanco-azuladas de la grasilla, especie endémica de estas sierras, tapizan a veces paredes enteras.Grasilla de cazorla

Jasione crispa subsp. segurensis: planta perenne, y densamente cespitosa, de raíz gruesa. Indumento compuesto de pelos híspidos, planos y agudos, lo que le confiere ala planta su característico color glauco. Tallos floríferos que alcanzan 10 (-15) cm. Hojas sentadas, coriáceas y lineares, con el nervio medio muy marcado, carinadas; indumento híspido, extendiéndose por su borde y envés, glabras en el haz. Flores casi sentadas. Dientes del cáliz densamente viliosos, de 3-3,5 mm, con tonalidades purpúreas en la antesis. Corola azul. Semillas de color marrón y lisas.

 JASIONE

Otras plantas endémicas son: La hormatofila, el geranio de Cazorla, la aquilegia cazorlensis y el narcisus longipatus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s